Las tendencias principales, los riesgos emergentes, las actividades de fomento de la participación de las partes interesadas y la estrategia de Enel permiten establecer la matriz de prioridades de Enel (conocida como materiality analysis en inglés). La matriz, establecida según las directrices de los estándares internacionales más difundidos, como el Global Reporting Initiative (GRI), representa las prioridades de las temáticas de interés para las partes interesadas, combinándolas con la estrategia industrial y las prioridades de acción del Grupo.

Para responder de forma sostenible y flexible al marco de referencia, el Grupo ha confirmado los principios fundamentales de su estrategia, con mayor evolución y aceleración, en el nuevo Plan 2018-2020. Este plan nace sobre pilares industriales y ESG y que permite combinar diferentes culturas y objetivos dentro del mismo Grupo, negocios maduros y actividades para poner en marcha, promoviendo la aplicación del modelo de negocio sostenible a los 17 ODS de las Naciones Unidas a lo largo de toda la cadena del valor.

A los cuatro ejes fundamentales les acompañan la digitalización y la atención al cliente como estímulos para promover aún más el crecimiento y la eficiencia, todo eso fundado sobre una base sólida y fuerte, para la creación de valor sostenible a largo plazo.