Smart Metering: tecnología y participación

Publicado el viernes, 2 septiembre 2016

Enel ha traído su experiencia en el desarrollo de la innovación de la red eléctrica en la Expo Energía 2016 en Santiago de Chile. Se presentaron soluciones que permiten la transformación de las ciudades en Smart Cities.

Desde la antigua Atenas a las grandes metrópolis modernas, las ciudades siempre han sido el motor del progreso social, económico y cultural. Un rol que, en el contexto en el que nos encontramos, debe siempre cambiar de enfoque, para impulsar el crecimiento de forma más sostenible.

En 2050, se estima que el 65% de la población mundial vivirá en zonas urbanas, que ya producen más del 60% por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Para ello, se vuelve fundamental trasformar las ciudades en Smart Cities.

Volver inteligentes a las grandes ciudades significa repensar todos los aspectos de la vida cotidiana de una ciudad en términos de eficiencia, a partir del uso de la energía. Este fue un tema central de Expo Energìa 2016, que se celebró recientemente en Santiago de Chile. En el evento, patrocinado por la revista ElectroIndustria Magazine se invitaron a contribuir representantes institucionales de la industria de la energía.

Enel, que está presente en Chile en la generación y distribución de electricidad, ha contribuido al debate mediante la presentación de su experiencia en el desarrollo de tecnologías de gestión inteligente de las redes eléctricas.

"En los últimos diez años - dijo Gianni Ceneri de Global Infrastructure and Networks, Network Technology - hemos experimentado y creado redes de energía innovadoras, dando impulso a las denominadas redes inteligentes. Elemento central de estos sistemas son los smart meters, medidores electrónicos inteligentes. Una tecnología que seguimos innovando, para definir un nuevo paradigma energético.

Nuestra visión del futuro es la creación de un modelo energético capaz de integrar la producción renovable en la red eléctrica, facilitando su uso generalizado, y ofrecer servicios eficientes. Soluciones que cambian el rol de los clientes, que de consumidores pasivos se convierten en protagonistas. Estas tecnologías nos permiten poner la energía en las manos de los usuarios y hacer que participen en la transformación de las ciudades en entornos más sostenibles y en Smart Cities" visión alineada con el perfil “Open Power” que la empresa está adoptando.

Los medidores digitales permiten recoger y procesar enormes cantidades de datos para informar a los clientes acerca de su consumo, así proporcionando las herramientas para elegir las tarifas más adecuadas a sus necesidades, mediante la reducción de consumo de combustible, las emisiones y los costes. Gracias a la digitalización de la red y el medidor inteligente es, en efecto possibilei reducir el tiempo de respuesta en caso de fallo y ampliar la gama de servicios, con soluciones cada vez más inteligentes: la infraestructura de recarga para coches eléctricos a la gestión de pequeños sistemas de auto- la producción a partir de fuentes renovables, desde la elección de las tasas más convenientes hasta la gestión remota de electrodomésticos, aparatos de aire acondicionado y sistemas de iluminación.

"Las tecnologías que hemos presentado en Santiago – evidenció Ceneri - han despertado un gran interés, aunque no representen una novedad para el país de América del Sur."

En la capital chilena, Enel, a través de su filial Chilectra, ha puesto en marcha en los últimos meses la primera fase de un programa de Smart Metering que incluye la instalación, en el año 2016, de 50.000 medidores inteligentes para los clientes residenciales y el suministro de una solución tecnológica que permita la gestión remota. Esto es sólo un primer paso para demostrar a la comunidad y las instituciones la voluntad del Grupo Enel de estandarizar esta tecnología en todos los países en los que opera.

Es parte de este contexto también el proyecto Smartcity Santiago: en el barrio de Huechuraba se ha desarrollado un prototipo de ciudad inteligente centrado en el uso de la energía sostenible y las tecnologías digitales, para mejorar la calidad de vida de los seres humanos y el medio urbano. En base a esta experiencia y al aprovechamiento de la solución de medición inteligente en fase de desarrollo, se está evaluando la extensión del paradigma de ciudad inteligente a otras zonas de la ciudad de Santiago.

Iniciativas útiles para mantener la atención centrada en estos temas por parte de todos los sujetos interesados, empezando por las instituciones y las autoridades locales. Para promover la difusión y aplicación de estas tecnologías inteligentes, de hecho, es necesario partir de un sistema regulador capaz de promoverlas y abrir el campo a todos los operadores interesados.

Para lograr un futuro sostenible también las normas tienen que evolucionar y mantener el ritmo de la innovación.