Acceso a la energía, ONUDI, Enel y SEforALL aceleran

Publicado el lunes, 15 mayo 2017

La unión hace la fuerza, o más bien, la energía. Enel y ONUDI, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, anunciaron que trabajarán juntos en el SEforALL Electrification Accelerator: el proyecto que presentaron el pasado mes de abril en Nueva York, con ocasión del Foro SEforALL Forum 2017, nuestro Consejero Delegado Francesco Starace y la Consejera Delegada de Sustainable Energy for All, Rachel Kyte.

La participación de ONUDI en el proceso fue anunciada en Viena el pasado 11 de mayo, con motivo del Foro de Energía 2017. Con ocasión del evento, que organizaron ONUDI, International Institute for Applied Systems Analysis, SEforALL y el gobierno austriaco, se reunieron más de 1.200 representantes de instituciones, empresas, universidades, sociedad civil y organizaciones internacionales para debatir sobre el papel protagonista de la energía limpia y accesible para todos en el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs) definidos por la Agenda 2030 de la ONU y el Acuerdo de París sobre el Clima.

Presentaron la cooperación entre Enel y ONUDI Robert Denda, responsable de Tecnologías de Red e Innovación de Enel, Monika Weber-Fahr, directora operativa de SEforAll y Philippe Scholtès, responsable del programa de desarrollo y la división de cooperación técnica de ONUDI.

“Estamos muy orgullosos de colaborar con ONUDI en el marco del acelerador de electrificación SEforALL, y apoyar la industria de la energía en el proceso de digitalización, descentralización y electrificación, con una contribución creciente por parte de las renovables, para conseguir el objetivo de suministrar energía de forma accesible y sostenible”, comentó Francesco Starace, consejero delegado de Enel en una nota. “Desde hace tiempo estamos desempeñando un papel protagonista en apoyar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para acabar con hambre y pobreza, promover un acceso equitativo a la energía y mejorar la calidad de vida para una gran parte de la población mundial. Nuestro esfuerzo por lograr estos objetivos implica una gran responsabilidad porque la electricidad puede realmente marcar la diferencia y transformar la vida de la gente”.

El SEforALL Electrification Accelerator quiere representar un enlace a nivel internacional entre actores diferentes, para acelerar la electrificación de los territorios, a través de la creación de competencias en las comunidades locales y contribuyendo así tanto a la lucha contra el cambio climático como al cumplimiento antes de 2030 del objetivo de desarrollo sostenible #7 de la Onu, dedicado al acceso universal a la energía.

Un objetivo que, sin embargo, requiere un compromiso aún mayor. De acuerdo con los datos del State of Electricity Access Report (SEAR) 2017, redactado por el Banco Mundial y presentado en el Foro de Energía de Viena, en 2014, a nivel global, 1,06 mil millones de personas (tres veces la población de Estados Unidos aproximadamente), todavía vivían sin electricidad. Un dato que muestra una mejora en el proceso de electrificación a nivel global del 0,3% con respecto a 2012.

A este ritmo, se lee en el documento, en 2030 tan sólo el 91% de la población mundial tendrá acceso a la electricidad y sólo el 72% podrá utilizar energía limpia para cocer alimentos. Un problema que afecta sobre todo a las poblaciones del África Subsahariana, donde la población y la demanda de energía crecen de forma mucho más rápida que la electrificación de los territorios.

De aquí la urgencia de acelerar la electrificación y de apostar por tecnologías renovables, como las energías eólica y solar. Como resalta el informe del Banco Mundial, el reto que tenemos que afrontar es satisfacer el “hambre” de energía de los Países en desarrollo a través de tecnologías renovables y al mismo tiempo aumentar, en los países industrializados, el uso de energías verdes en sectores como calefacción y transporte, que representan el 80% del consumo total de energía.