Servicios básicos, la fuerza de la marca Enel

Publicado el miércoles, 7 febrero 2018

La marca, el brand, el brand, ni se ve ni se toca, y, sin embargo, es fundamental para una empresa. Y esto es aún más cierto si la empresa trabaja en el sector de la energía, que ni se ve ni se toca.

Enel ha comprendido la importancia de la marca, ha innovado su enfoque y está ahora cosechando los resultados: la agencia británica Brand Finance, líder en la calificación de marcas y de estrategias empresariales, ha otorgado a nuestra empresa el primer puesto del mundo por la fuerza de la marca entre todas las empresas del sector.

Esta mención llega exactamente dos años después de nuestro rebranding, es decir, el proceso de modernización de nuestra marca, iniciado a principios de 2016. Una renovación que no nacía aisladamente, sino en armonía con las transformaciones que se estaban produciendo en el Grupo.

Esta estrategia se centra en la idea de Open Power, cuya clave es la apertura en todos los sentidos: abrir el acceso a la energía a más personas, abrir el mundo de la energía a nuevas tecnologías, abrir la energía a nuevos usos y abrirse a nuevas alianzas.

En lo que respecta a nuestra marca, hemos trabajado de tal manera que todas las partes interesadas nos vieran como un grupo en plena sintonía con el nuevo mundo de la energía: cada vez más innovador, sostenible y participativo. Desde esta óptica, la comunicación digital ha desempeñado un papel fundamental, ya que gracias a ella se consolida la marca de una empresa hoy en día.

Fieles a estas premisas, hemos renovado los aspectos básicos de nuestra imagen, empezando por el logotipo: porque la marca no se ve, pero se basa en el poder evocador de las imágenes. Una transformación parecida se ha llevado a cabo en los canales de comunicación y, en concreto, en las páginas web, que se han revisado prestando especial atención a su uso desde dispositivos móviles. La idea subyacente es que el cliente constituye el centro de todo: por este motivo, no queremos hacer información a la antigua, sino contar historias y vidas, dar ejemplos y no enseñanzas.

Brand Finance, que ha apreciado todo esto, explica que el reposicionamiento estratégico y el rebranding han contribuido a mejorar la imagen del Grupo, percibido ahora como un Grupo más atento al medioambiente y a los clientes. Además, entre los motivos de su decisión cita algunas de nuestras iniciativas de innovación y sostenibilidad, como la apertura de los Enel Innovation Hubs de San Francisco, Tel Aviv, Moscú y Madrid, los proyectos de movilidad eléctrica de Italia, la instalación futurista de tratamiento de aguas residuales en América del Sur basada en las nanotecnologías y la adquisición de EnerNOC y de Demand Energy, empresas estadounidenses especializadas en soluciones Smart para la energía.

La clasificación de Brand Finance se ha elaborado combinando tres índices: inversiones en la marca, percepción de la marca entre los distintos grupos de interesados (atribuyendo una importancia especial al punto de vista de los clientes) y resultados económicos de la marca. Con una puntuación total de 82,8, nos hemos clasificado por delante de la Saudi Electricity Company, de la coreana Kepco o de la EdF francesa. Nuestra empresa española Endesa, que se ha evaluado aparte, se ha posicionado en el sexto lugar con una puntuación de 77,1.

Desde el punto de vista del valor financiero de la marca, la agencia inglesa ha elaborado una clasificación distinta, en la que Enel ocupa el tercer lugar detrás de la empresa china State Grid y de EdF, manteniendo una excelente calificación AAA – y mejorando un 8% respecto al año pasado. Esto confirma que nuestra marca no sólo es la número uno del mundo entre las empresas de servicios básicos, sino que, además, es capaz de generar valor económico. Y esto sí que se puede tocar.