El Planeta del valor compartido

El Planeta del valor compartido

En la undécima edición de #EnelFocusOn, celebrada en Nueva York, el invitado Mark Kramer, uno de los padres de la Creación del Valor Compartido, habló sobre cómo afrontar el cambio climático

“Nos preocupamos por salvar el planeta, pero el planeta está bien: somos nosotros los que corremos el riesgo de desaparecer”. En una Nueva York azotada por una imprevista y torrencial lluvia otoñal, la chispa de una comicidad inteligente alentó a los participantes de la undécima edición del #EnelFocusOn. El copyright de la frase es del cómico stand-up George Carlin, pero Mark Kramer, el orador principal del evento del 25 de septiembre, fue quien la mencionó para enmarcar el tema elegido: cómo la creación del valor compartido puede afrontar el cambio climático.

 

Valor compartido vs. cambio climático

Mark Kramer, Cofundador y Managing Director de FSG (Foundation Strategy Group), es considerado el padre del CSV (Creating Shared Value), un paradigma que está cambiando la manera de pensar el business.

El artículo que bautizó este concepto, realizado conjuntamente con el economista Michael Porter, fue publicado en 2011 en la Harvard BusinessReviewy, de inmediato, fue la revelación de algo innovador en la relación entre las empresas y la sociedad. Un enfoque que no quedó recluido en las aulas de Harvard, donde enseña Kramer, sino que está dejando su huella en las grandes empresas internacionales, como es el caso de nuestro Grupo, cuya estrategia de sostenibilidad se inspira en los principios del CSV. 

En el #EnelFocusOn, el CSV se transformó en el método para probar a afrontar el cambio climático, aquello que nuestro Director de Comunicación, Ryan O’Keeffe, definió durante la apertura como “el mayor reto de esta época”. Y no podía ser de otra manera en una semana especial en la Gran Manzana donde, además, se celebraron la Asamblea General de las Naciones Unidas, el UN Global Compact Leaders Summit y la décima edición de la Climate Week.

“La situación es urgente: si no se interviene de inmediato con iniciativas compartidas para reducir las emisiones de CO2, el 2100 será devastador”, explicó O’Keeffe, tras haber expuesto un gráfico que mostraba cómo la temperatura de la tierra se mantuvo relativamente estable por miles de años mientras que en los últimos 100 años aumentó exponencialmente.

 

¿Innovación social? Solamente desde las empresas

Pero el CSV ¿cómo puede resolver un problema que es dramáticamente urgente? Las mismas empresas, según Kramer, consideradas las principales responsables de la situación actual de contaminación ambiental, pueden representar el único recurso real para su solución. Lo importante es que estén dispuestas a cambiar su modelo de negocios, sin tratar de defender el statu quo.

Según Kramer, existen tres modos con los cuales las empresas pueden relacionarse con la sociedad: la Filantropía (“devolver a la sociedad una parte de la riqueza”), la Corporate Social Responsibility (“minimizar los daños y responsabilizar el business”) y la Creación del Valor Compartido, que representa una perspectiva mucho más amplia porque reconoce la estrecha relación entre el bienestar social y el éxito económico y logra unirlos, superando el trade-off que caracteriza el pensamiento económico tradicional.

“La diferencia con la política, que pretende que algo sea real, radica en que las empresas se confrontan con la realidad y tienen que encontrar soluciones que funcionen. El negocio es fuente de innovación. El beneficio es el medio más potente para resolver problemas sociales”

Mark Kramer, Cofundador y Managing Director de FSG
 

¡Atención!: CSV no es compartir el valor creado ni tampoco equilibrar los beneficios de los diferentes stakeholders, sino que es una estrategia competitiva que crea valor a largo plazo, tanto para la sociedad como para la empresa. En resumen, es hallar las necesidades sociales que expandan las oportunidades de negocios, creando un círculo virtuoso donde la misma innovación es el motor que aumenta en el tiempo el impacto social (y por lo tanto ambiental). Y esta innovación puede llegar solamente desde las empresas. En 2013, el sector de las organizaciones sin fines de lucro invirtió 1,2 trillones de dólares en innovación social, los gobiernos 3,1, mientras que las empresas invirtieron 23,1 trillones. “Los recursos de los que dispone el capitalismo son mucho más amplios que los recursos que llegan de otros sectores”, explica Kramer.

El padre del CSV cita algunos ejemplos concretos, como el de la compañía de seguros sudafricana Discovery: ofrece pólizas para incentivar a sus clientes a tener una vida saludable (por medio de descuentos en gimnasios o en la compra de fruta y verdura), obteniendo beneficios tangibles porque la esperanza de vida se prolonga por diez años más.

“No todos los beneficios son iguales”, agrega Kramer. Es contraproducente aquel que se obtiene de la sociedad, mientras que el provecho que implica un valor compartido permite que la sociedad avance y el crecimiento de las empresas sea más rápido. “La filosofía del valor compartido es la próxima frontera competitiva del capitalismo”, concluye el invitado del #EnelFocusOn, quien indica a Enel como un modelo a imitar: “uno de los Grupos más innovadores en el mundo que creó una unidad específica dedicada a la innovación junto con la sostenibilidad”.

 

Sostenibilidad no significa “solo renovables”

Antes que Kramer, Antonio Cammisecra, Director División Global de Energías Renovables y Consejero Delegado de Enel Green Power, describió la estrategia de sostenibilidad de nuestro Grupo. El mundo está viviendo una paradoja aparente: mientras estamos, justamente, indicando la salida del calentamiento global en la carbón neutrality, “más de mil millones de personas en el mundo viven en la oscuridad”, sin disponer de luz eléctrica que les permitiría estudiar, cocinar, trabajar. Entonces para una utility, el reto es aumentar la cantidad de personas que tengan acceso a la electricidad y juntos descarbonizar el mix energético. Recurrir a las energías limpias es el camino principal para la reducción de las emisiones de CO2 pero no alcanza porque “la sostenibilidad es más amplia que el recurso de las energías renovables: crear valor compartido significa crear valor para los negocios y para todos los stakeholders, a partir de las comunidades en las que estamos”. Por ejemplo: reducir al mínimo el impacto ambiental de la construcción de las instalaciones, mejorar la gestión de los recursos (desde el agua hasta los residuos) y contaminar positivamente el ecosistema. Para nuestro Grupo la sostenibilidad es “embedded into the business”.

El Consejero Delegado de Enel Green Power recuerda que las best practices de Enel son muchas: desde los proyectos de electrificación de los hospitales en Etiopía hasta la creación de lámparas a energía solar en Sudáfrica, desde los proyectos de ecocarpintería en Perú y en México hasta el training profesional para las poblaciones nativas australianas.

“¿Sabéis por qué las centrales hidroeléctricas se llaman centrales? Porque la construcción de una planta representa el comienzo de desarrollo de una comunidad: alrededor de una central prosperan empresas, aldeas y familias. Hace 100-150 años atrás no se llamaba Creación del Valor Compartido, pero ya se practicaba”

Antonio Cammisecra, Consejero Delegado de Enel Green Power

 

Próximo encuentro: Bucarest

En el talk sobre el futuro organizado por Enel en Nueva York, participó también un grupo de influencers de cuatro continentes — periodistas, blogueros, empresarios y asesores digitales. La participación fue importante también durante la transmisión en directo, desde donde llegaron muchas preguntas para los expositores a través de las redes sociales. Todos los temas tratados eran interesantes: desde las métricas del impacto social al interés de los inversores financieros en la creación del valor compartido (“la mayoría del capital de Wall Street se invierte a largo plazo”, dijo Kramer), desde las estrategias de comunicación “greenwashing” de algunas empresas a la tendencia de los medios de comunicación de concentrarse solamente en las malas noticias, ignorando las soluciones a los problemas. El intenso intercambio de ideas, también en las redes, demostró que el format de #EnelFocusOn ya ha sido aprobado, funciona y continuará. Una plataforma de conversación totalmente digital que derrumba las barreras que separan el interior con el exterior, alineada con la filosofía Open Power, dando un paso hacia el futuro de la innovación y de la tecnología. Al final del evento, Roberto Deambrogio, Director Europa y África del Norte de Enel y, desde el 1° de octubre, Director de Comunicación del Grupo, invitó a todos al próximo encuentro en Bucarest (Rumania). El tema será Internet of Things. Stay tuned.

Questo sito si avvale di cookie analytics e di profilazione, propri e di terzi, per inviarti pubblicità in linea con le tue preferenze. Chiudendo questo banner, scorrendo questa pagina, cliccando su un link o proseguendo la navigazione in altra maniera, acconsenti all’uso dei cookie. Se vuoi saperne di più o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie, consulta la cookie policy. Accetta e chiudi