Powering education

Publicado el domingo, 8 de mayo de 2016

Electricidad para la educación

La electricidad juega un papel fundamental en la educación. No sólo provee acceso a la tecnología a las escuelas, sino que también proporcionas a los hogares la luz necesaria para que los niños puedan estudiar con buenos resultados.

Sin energía confiable en el hogar, las familias recurren como fuente de luz a las lámparas de queroseno tóxicas, potencialmente peligrosas y costosas. La sustitución de estas lámparas con alternativas solares no sólo facilita el estudio de los niños, sino que también lo vuelve más seguro y asequible.

Jóvenes defensores de un futuro de energía limpia

Las lámparas solares son también una manera para que los jóvenes puedan ver, usar y entender cómo opera la tecnología sostenible. Permiten inspirar a los niños de la escuela acerca de la ciencia, la energía, y sobre todo la ingeniería - áreas en las que los jóvenes usuarios de lámparas solares pueden llegar a ser "defensores de un futuro de energía limpia”.

Mejorando el aprendizaje y la alfabetización, estas lámparas promueven la educación escolar de los pequeños estudiantes, mientras estimulan su curiosidad acerca de la electricidad. por poder. En el hogar, y para las mujeres que distribuyen estas lámparas, son también una manera para que los adultos hagan y aprendan más, mejoren su empleabilidad y posiblemente sus ingresos.

Las posibilidades que ofrece una simple luz, dada por sentada en el mundo desarrollado, pueden tener un impacto verdaderamente profundo en las vidas de la gente de las regiones menos avanzadas del mundo.

“El cambio de lámparas de queroseno a otras solares ha permitido que los hogares reduzcan los costes energéticos semanales entre un 10-15%, ahorro que puede reinvertirse en educación”