Giro de Italia, 101 ediciones entre pasión y sostenibilidad

Publicado el miércoles, 6 de junio de 2018

“El Giro de Italia está hecho de pasión, excelencia, energía y determinación. Valores que caracterizan también al Grupo Enel”

– Francesco Starace, Consejero Delegado y Director General de Enel

La movilidad sostenible es, de hecho, aquella que mejor se realiza pedaleando. La bicicleta es el medio de transporte sostenible por definición: es de cero emisiones y acerca a las personas al territorio y a la naturaleza. Además, el ciclismo es un deporte en el que todos los componentes de un equipo, líderes e integrantes del mismo, trabajan juntos para llegar a la meta, en un desafío continuo contra el tiempo y las asperezas de la carretera, siempre esforzándose por superar sus propios límites.

Y después está la sostenibilidad, que se realiza al definir un nuevo modelo de negocio, el diseñado por nuestro plan estratégico, donde objetivos industriales y ambientales, sociales y de gobernanza se unen para producir energía desarrollando soluciones tecnológicas cada vez más en armonía con el medioambiente, el planeta, las comunidades y las personas.

Un objetivo que necesita la colaboración, el compromiso, la pasión y la energía de todos.

“Todas las energías son importantes para conseguir el objetivo. La energía no viene dada por los individuos sino por el equipo. Solo se puede ganar si se trabaja en equipo, todos juntos. También en el negocio de la energía”

– Giulio Fazio, Head of Legal and Corporate Affairs de Enel

Una “E” que añade sostenibilidad al Giro de Italia

“En el Giro de Italia, este año se vivió también el debut de las bicicletas eléctricas (e-Bike), una demostración excepcional de los efectos de la evolución tecnológica”, comentó Starace, al intervenir en la pasarela final del Giro 101 tanto como aficionado al ciclismo como para premiar al ganador. De hecho, este año, además de la Camiseta Rosa, Enel – a través de Enel X – ha promovido el Giro E: una competición entre equipos de ciclistas en bicicletas eléctricas que corrieron todas las etapas italianas del Giro, que este año empezó en Jerusalén, Israel.

“El Giro E es una fantástica iniciativa que promueve Enel X, y esperamos poder llevarlo pronto a todo el mundo. Es una manera de permitir a todos enfrentarse a sus propios límites y hacer deporte”

– Giulio Fazio, Head of Legal and Corporate Affairs de Enel

El Giro E ha recorrido en total 18 etapas desde Catania, en Sicilia, hasta Roma, recorriendo el territorio donde nació y ahonda sus raíces nuestra empresa, que desarrolló y sigue desarrollando innovación en las tecnologías energéticas, desde las redes hasta las energías renovables, que comparte hoy con 35 países del mundo.

Una iniciativa con la que reiteramos el compromiso de nuestra empresa por la movilidad sostenible, tanto la de dos ruedas como la de cuatro de los coches eléctricos. Y es precisamente recorriendo Italia de norte a sur, hasta las islas, como nuestro Grupo está trabajando para llevar a cabo una de las infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos más amplias y ramificadas. Una forma para que esté cada vez más al alcance de todos un modelo de transporte sostenible y para desarrollar tecnologías de vanguardia en un sector que representa el futuro de la movilidad

El equilibrio perfecto de la “Maglia Rosa”

El ganador del Giro de Italia 2018, Chris Froome, logró vestir la Camiseta Rosa gracias a un gran trabajo en equipo, planificado y preparado durante mucho tiempo. Tras empezar entre los favoritos, Froome tuvo que afrontar y superar momentos difíciles, incluyendo una caída en la primera etapa que le causó una importante desventaja respecto a sus principales rivales, su compatriota Simon Yates y el holandés Tom Dumoulin. Después, en Friuli, logró la victoria de la etapa del Zoncolan, la cumbre de los Alpes Cárnicos que supone uno de los ascensos más duros y temidos por los ciclistas, y el triunfo de “uomo solo al comando” en la penúltima de las escaladas alpinas entre Italia y Francia, que a muchos les recordó a la histórica hazaña de hace casi 60 años de la leyenda del ciclismo Fausto Coppi.

Aquí es donde el campeón británico demostró su técnica y capacidad de juego en equipo al más alto nivel. Apoyado por su equipo, avanzó durante casi 80 kilómetros en el Colle delle Finestre. Sus piernas estuvieron girando en armonía encontrando el equilibrio perfecto entre fuerza y ritmo del pedaleo: usó movimientos más ágiles aumentando la frecuencia. Así, consiguió acelerar controlando el esfuerzo de las piernas y dosificando las energías.

El mismo equilibrio perfecto sobre el que avanza la electricidad, siempre en busca del compromiso entre potencia y frecuencia. El mismo equilibrio que nuestra empresa procura alcanzar a través del desarrollo de redes digitalizadas y tecnologías de generación de energías renovables. Y todo ello, no para conquistar una camiseta rosa, sino verde: la de la sostenibilidad.