La revolución digital de Enel

{{item.title}}

De empresa pública a multinacional. De utility tradicional a “una de las empresas más innovadoras y visionarias de Europa”. Es la historia de nuestro Grupo contada por la prestigiosa London Business School que dedica al caso de estudio Enel un extenso ensayo y un artículo, publicado en estos días en Think.

El estudio firmado por Julian Birkinshaw, docente de la LBS y autor de varios libros sobre innovación, junto con Ken Mark, recorre la transformación digital de nuestro Grupo, en particular después del nombramiento como CEO de Francesco Starace en 2014.

Los autores recuerdan que en 2015 el CEO envió a las personas del Grupo una encuesta con una pregunta muy simple: “¿Qué tan digital eres y qué piensas hacer al respecto?”. Los resultados demostraron que existe “una relación inversa” entre la posición jerárquica y la habilidad digital. Por esta razón, se produjo el cambio de estrategia Open Power, para cambiar la cultura corporativa y reorganizar el Grupo rompiendo la división digital entre los departamentos y abriéndolo al exterior. Una elección que valió la pena y que hizo que los autores digan que “Enel ha abrazado la revolución digital”.

La London Business School no solamente destaca la visión a futuro por haber apostado a las renovables “mucho más rápido que sus principales competidores”, “lo que llevó a Enel a producir en 2019 más del 50% de energía eléctrica de fuentes de cero emisiones”, sino que también subraya la transformación digital que nos llevó a enfocarnos en nuevos negocios con la creación de Enel X y a migrar a la infraestructura digital convirtiéndonos en full cloud.

El ensayo de Birkinshaw y Mark recorre la transformación del Grupo en todos los sectores. Recuerda la decisión pionera de reemplazar en Italia, en 2001, los medidores tradicionales por los smart meters y de haber liderado, en 2011, la primera red inteligente para regular el flujo de energía de fuentes renovables. “Enel ha sido siempre un líder en la aplicación de la tecnología en sus operaciones”, escribe la LBS. Como por ejemplo, el proyecto Digital Plant, con el que se instalaron sensores inteligentes en las plantas para monitorear su actividad y comunicar los datos en tiempo real. O las grandes inversiones realizadas en aprendizaje automático y el análisis predictivo, que permiten reducir los desperdicios y mejorar la eficiencia. Además, la realidad aumentada y la realidad virtual se han utilizado cada vez más con el fin de acelerar la capacitación y mejorar las operaciones en el lugar.

El ensayo recuerda también otras etapas de la innovación del Grupo: la construcción de la red internacional de los Innovation Hubs, la creación de la plataforma de crowdsourcing Openinnovability.com, el impulso a la transformación hacia una plataforma corporativa por medio del equipo ICT, la digitalización y simplificación del proceso de adquisición global, la introducción del método ágil y de un enfoque centrado en los datos, hasta la innovación financiera con el lanzamiento de los primeros bonos del mundo vinculados a los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

“En 2020 Enel es la utility más valiosa en Europa.... Gracias a la visión firme de Starace, el Grupo se abrió camino hacia el compromiso con el desarrollo de las renovables y de todo el mundo digital, para mejorar la eficiencia operativa y la capacidad de respuesta a los clientes”, concluyen los autores.

Una historia que continúa, una revolución que no termina. 

Questo sito si avvale di cookie analytics e di profilazione, propri e di terzi, per inviarti pubblicità in linea con le tue preferenze. Chiudendo questo banner, scorrendo questa pagina, cliccando su un link o proseguendo la navigazione in altra maniera, acconsenti all’uso dei cookie. Se vuoi saperne di più o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie, consulta la cookie policy. Accetta e chiudi