Acceso a la energía, una estrategia de abajo contra el cambio climático

Publicado el viernes, 18 noviembre 2016

En el evento paralelo organizado por el pabellón italiano de COP22, Enel reafirma su compromiso para facilitar el acceso a la energía de las comunidades más aisladas del mundo. Una perspectiva de desarrollo sostenible que comienza de abajo.

Para ser eficaz, la lucha contra el calentamiento global debe involucrar transversalmente a gobiernos, la industria, las organizaciones y la población entera. Entre los principales resultados del acuerdo sobre el clima de París, firmada hace un año en la XXI Conferencia sobre el Clima de la ONU (COP21), también está el de haber dado vuelta al enfoque institucional respecto al problema, involucrando directamente a todos los actores en el campo en un proyecto más amplio.

Cómo actuar de un modo concreto para alcanzar los objetivos ambiciosos para mitigar el cambio climático (mantener el aumento de la temperatura global debajo de los dos grados centígrados), definidos por el acuerdo, fue el tema central de la COP22, que termina hoy en Marrakech, Marruecos.

Los efectos del calentamiento global tienen un impacto directo en las comunidades y las personas, causando problemas sociales tanto a nivel local como a nivel mundial. En este contexto, la cuestión del acceso a la energía, el séptimo de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, se vuelve particularmente importante para combatir el cambio climático.

"El acceso a la energía, el SDG 7 es en nuestra opinión el más importante de los 17 SDG, no sólo porque producimos y distribuimos energía, sino porque es transversal respecto a todos los demás SDG, dedicados al uso sostenible del agua, al desarrollo de los territorios, a la educación y al acceso a la comunicación ", dijo María Cristina Papetti, Jefa de Sustainability Projects and Practice Sharing de Enel, que habló en el evento paralelo, en el ámbito de la COP22, titulado" Italy and Africa working towards energy access and sustainability: Opportunities, Challenges and Best Practices in achieving SDG7". Un encuentro organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia, junto con el del Medio Ambiente de Italia, y en colaboración con el Club de Kyoto, Enel, Terna, Eni y Eneas.

África es el continente representativo de este tema: tiene un potencial de energía aparentemente interminable, pero aún no se utiliza. Al mismo tiempo, de acuerdo con cifras de la Agencia Internacional de la Energía, es el continente donde más de 635 millones de personas aún carecen de acceso a la electricidad. Una escasez que tiene efectos negativos sobre la salud de las personas, las oportunidades de crecimiento, el acceso a la educación y las oportunidades de salir de la pobreza.

Para superar la "brecha de energía", dijo Papetti ilustrando los distintos proyectos puestos en marcha en África y no sólo por nuestro grupo, es clave "para trabajar junto con todos los actores en el campo para asegurar el acceso a la energía confiable al alcance de todos y promover la eficiencia energética, para garantizar un desarrollo socioeconómico sostenible".

Por lo tanto, no se trata sólo de llevar energía a las personas que todavía no tienen acceso, sino ponerlas en condiciones de utilizar tecnologías innovadoras con el fin de utilizar energía con un impacto reducido sobre el medio ambiente.

"Para hacer eso - dijo Papetti - Enel ha incluido la sostenibilidad en su estrategia de crecimiento, transformándola en nuestra brújula. Esto significa no sólo volver sostenible e innovadora la manera en la que construimos nuestras plantas y llevamos la energía en el mundo, sino también cómo la volvemos fiable y asequible. Es con este objetivo que siempre estamos buscando tecnologías innovadoras en el sector de las renovables, como también soluciones fuera de la red, para electrificar las zonas del mundo donde se vuelve difícil la conexión a la red".

Además, varios proyectos nos ven comprometidos para dar acceso a la energía a las comunidades más aisladas: "Nuestro objetivo es formar a estas personas para que por sí solas puedan encontrar la manera de acceder a la energía sostenible, una vez adquiridas las habilidades básicas. Hoy en día, a través de la innovación, podemos poner en manos de la gente estas tecnologías, volviéndolas responsables y fortaleciendo sus capacidades".