e-Mobility Revolution, acelerar el presente

Publicado el viernes, 17 noviembre 2017

Enel pisa el acelerador de la movilidad eléctrica, y salta al ruedo para llevar la e-Mobility Revolution de Italia a los más de 30 países del mundo en los que actúa. El pasado 9 de noviembre, a las puertas de Roma, empezamos un nuevo camino para contribuir a derribar las trabas que hoy dificultan el desarrollo de un nuevo modelo de transporte, ecológico y de bajas emisiones.

En el autódromo de Vallelunga, a 40 kilómetros del centro de la capital italiana, el Consejero delegado de Enel, Francesco Starace, el director de Global Business Line e-Solutions, Francesco Venturini, y Alberto Piglia, responsable de e-Mobility de Global Business Line e-Solutions, presentaron el Plan nacional para la instalación de estaciones de carga de vehículos eléctricos: la e-Mobility Revolution.

De lo local a lo global para acelerar el cambio

Un programa ambicioso que contempla la instalación en el territorio italiano de unos 7 mil puntos de carga antes del 2020 y llegar a 14 mil antes del 2022, con una inversión entre 100 y 300 millones de euros. Dicha iniciativa también representa un proyecto piloto, cuya finalidad es crear las condiciones para permitir la plena difusión del coche eléctrico en Italia, y posteriormente exportar la misma iniciativa a todos los países del mundo en que actuamos, ajustándola a las diferentes características de cada uno de ellos.

“El coche eléctrico – destacó nuestro Consejero delegado al abrir el evento – es ante todo el resultado de una cooperación entre sectores industriales diferentes, una síntesis de tecnologías única y estimulante”. Una síntesis que nos permite convertir el automóvil en algo distinto: ya no solamente un medio de transporte sino un facilitador de servicios que genera valor para las personas.

La movilidad eléctrica, añadió Francesco Starace, es una gran innovación, por la cual hoy muchas industrias inevitablemente van a apostar y que representa sobre todo “una fenomenal oportunidad de negocios que hay que comprender sin miedo”. Es en esta perspectiva donde nuestra empresa está aportando su granito de arena.

“Nuestra tarea – explicó el Consejero delegado de Enel – es dotar al país en que estamos, Italia, como también a todos los otros países en que actuamos, de España a América Latina y más allá, de estaciones de carga públicas y privadas que permitan a los propietarios de un coche eléctrico tener una vida normal y disfrutar al máximo conduciendo un coche eléctrico”.

Para conseguir este resultado y desarrollar la e-Mobility Revolution hace falta también promover una revolución cultural, desmontando los falsos mitos sobre los coches eléctricos. Y sobre todo hay que eliminar la ansiedad causada por el miedo a quedarse sin energía debido a la dificultad de encontrar puntos de carga.

Precisamente sobre este tema se centró la intervención de Francesco Venturini. El director de Global Business Line e-Solutions explicó, basándose en datos y cifras, que el ciclo de vida de un auto eléctrico no solamente permite reducir en un 72% las emisiones de CO2, sino que brinda una mayor eficiencia: a igualdad de energía consumida, el e-car, en su ciclo de vida, permite recorrer tres veces los kilómetros que hace un coche tradicional.

Por supuesto, para superar el mayor obstáculo, o sea el miedo a quedarse sin energía, hace falta una red de carga inteligente y extendida. “A través del Plan infraestructural queremos eliminar la “range anxiety”, el miedo a quedarse sin energía para los que conducen un coche eléctrico”, comentó Venturini, y añadió: “Por esto llevaremos a cabo una red capilar que contribuya a aumentar el número de coches eléctricos en circulación en Italia, a través de la participación de todos los que, tanto en lo público como en lo privado, como nosotros creen en nuestro país y en nuestras capacidad de innovar”. Un modelo que habrá que exportar a nivel global, ajustado a los diferentes países en que Enel trabaja.

Nuestro proyecto, que dirigirá Global Business Line e-Solutions, es amplio y pretende utilizar herramientas eficaces para llevar la movilidad eléctrica a todos los países del mundo. Así es como queremos contribuir a la descarbonización del transporte a través de la energía eléctrica que representa hoy el vector energético más sostenible. Y en el futuro lo será cada vez más: la cantidad de electricidad producida por fuentes renovables, de acuerdo con las tendencias actuales, aumentará en los próximos años a escala global, mientras que disminuirá la energía producida por fuentes fósiles, con beneficios en términos de emisiones de CO2. Eso hará que la producción de energía eléctrica sea cada vez más ecológica y así también sus empleos, incluida la carga de coches eléctricos.

De la rueda a la red: el camino de la innovación

Es la evolución tecnológica continua que guía el cambio, también en el transporte. Y es también la innovación que hoy nos permite transformar los coches eléctricos en herramientas al servicio de la energía. Efectivamente, los vehículos eléctricos son baterías con cuatro ruedas: unos auténticos sistemas de almacenamiento distribuidos en el territorio que, a través de tecnologías como Vehicle-to-Grid (V2G), que desarrollamos en cooperación con Nissan y con la empresa californiana Nuvve, pueden ceder energía a la red eléctrica.

Para comprender cómo aprovechar la capacidad de estos vehículos de optimizar el sistema eléctrico, y precisamente para integrar en la red la energía producida por las energías renovables, Enel participa en Parker-project. Se trata de un proyecto que se lleva a cabo en Dinamarca y en el que colaboran empresas de sectores diferentes (industria automovilística, energía, IT), y que ya en los primeros meses de actividad ha demostrado la eficacia de V2G: un punto de carga bidireccional que, al conectar la batería del coche a la red, permite tanto cargar como ceder energía. Un servicio de cross-branding que posibilita que los vehículos eléctricos, aún de marcas diferentes, faciliten servicios a la red, como la regulación de la frecuencia y el equilibrio de los picos de tensión.

“Para nosotros, V2G - explicó Alberto Piglia – ofrece importantes oportunidades comerciales y estamos dando muchos pasos en adelante para desarrollar esta tecnología dentro de la evolución general de la red inteligente, para poder asegurar un sistema de alimentación equilibrado basado en energías renovables”.

Nuestra empresa está abierta a las colaboraciones, como aquélla con el consorcio Parker, con vistas a compartir nuestra experiencia y estar preparados para seguir los cambios y las oportunidades que brinda la evolución tecnológica.

Saltar al ruedo por la e-Movilidad de hoy y de mañana

“Todas las innovaciones – finalizó el Consejero delegado de Enel Francesco Starace – tienen un elemento en común: necesitan tiempo para ser aceptadas. Sólo hace unos pocos años, alguien opinaba que las energías renovables no tendrían éxito. Asimismo, hoy hay quien no cree que la movilidad eléctrica vaya a durar. En cambio nosotros estamos convencidos de lo contrario”.

Una certeza que nos llevó a realizar en el autódromo de Vallelunga un polo tecnológico a la vanguardia donde, gracias a la colaboración con centros de investigación y startups de todo el mundo, continuaremos desarrollando la innovación en la movilidad eléctrica. En el circuito histórico a las puertas de Roma, diseñado por el pilota y proyectista Piero Taruffi, ya tenemos instalados 20 puntos de carga basados en nuestra tecnología. Este centro de innovación permitirá testar las nuevas tecnologías, de las estaciones de carga de nueva generación a los softwares de gestión y contará con el valor añadido de las competencias en seguridad vial y carreras de coches de Aci Vallelunga, la sociedad que gestiona el autódromo.

En lo que se refiere a la innovación, en Vallelunga nuestro Grupo presentó también la nueva estación “quick” diseñada por Marco Susani y Defne Koz. Un nuevo diseño para nuestras estaciones de carga urbana que permitirán aumentar la interacción con el cliente y, a través de la integración de funciones tecnológicas inalámbricas, Bluetooth, WiFi y NFC (Near Field Communication) permitirán facilitar nuevos servicios a los clientes. Así también podremos equipar nuestros puntos de carga con nuevas funciones basadas en el control y la gestión remotos a través de la plataforma en la Nube, Electro Mobility Management System (EMM), que permite controlar y gestionar todas las estaciones desde remoto.

El 9 de noviembre en Vallelunga, a unos pocos kilómetros de nuestro cuartel general, comenzamos a escribir un nuevo capítulo de la historia de la energía, abriendo nuevos caminos de innovación para un futuro sostenible.