Enel en Boston, el centro de la innovación

Enel en Boston, el centro de la innovación

El 7 de mayo inauguramos nuestro décimo Innovation Hub, situado en el incubador más grande de los Estados Unidos, dedicado a las tecnologías limpias, uno de los ecosistemas más creativos del mundo

Larry Bird recupera el balón en la mitad de la cancha. Con tres saltos llega debajo del cesto, elude dos defensores del equipo adversario y anota con una volcada que hace temblar el tablero. Pero, un momento: ¿qué tiene que ver Larry Bird, el número 33 de Boston Celtics, uno de los mejores aleros de la historia de la NBA, con el nuevo Enel Innovation Hub?

Lo explicó Ernesto Ciorra, Director Innovability de nuestro Grupo, durante el evento que, el 7 de mayo pasado, precedió al corte de cinta del Innovation Hub de Boston, situado en el Greentown Labs, el incubador más grande de los Estados Unidos dedicado a las tecnologías limpias, que sostuvo, durante su crecimiento, a más de 170 empresas. “Admiro Larry Bird desde mi niñez —dijo Ciorra— porque era un gran jugador y porque era el protagonista de un videojuego que me gustaba mucho. Pero también porque dijo una frase que me quedó grabada: no es importante quien anota el punto, es importante el que pasa el balón al que anota”. En otras palabras, el juego de equipo es fundamental para ganar y, con este espíritu, nace el nuevo Innovation Hub, el décimo de una red global que va desde Rusia hasta Israel, pasando por Europa y el continente americano, y cuyo objetivo es atraer talentos externos que puedan contribuir con la innovación tecnológica de nuestro Grupo y lograr que sea cada vez más vanguardista y competitivo dentro del mercado mundial. Nuestro secreto para anotar una canasta es abrirnos a las startups, a las universidades, a los centros de investigación y a las ideas que, en general, triunfan dondequiera que se encuentren.

 

La creatividad de Boston

Según Emily Reichert, Consejera Delegada de Greentown Labs, Boston es uno de los mejores lugares en el mundo para poder lograrlo. “Si yo fuera una gran empresa como Enel, es aquí donde vendría —explica—, porque hay un ecosistema de startups tecnológicas increíblemente creativas y en constante crecimiento. Boston tiene una larga tradición en este ámbito, empezando por el Massachussetts Institute of Technology. Además, la filosofía más difundida en nuestra ciudad es que nos gusta enfrentar los problemas tecnológicos y resolverlos. Cuanto más complejos sean, mucho mejor. Nadie lo hace por dinero, más que nada es una cuestión personal: no podemos dormir tranquilos hasta que no lo hayamos resuelto”.

Si se trata de retos tecnológicos, nuestro Grupo tiene muchos para lanzar a las startups de Boston. Y el primero que comenzó a hacerlo en el escenario del Greentown Labs fue justamente Ciorra. “El gran sueño de Enel es llevar la electricidad a las personas que no la tienen, casi mil millones en el mundo. ¿Podríamos lograrlo solos? Por supuesto que no. No somos tan orgullosos como para pensar que podemos hacerlo solos. Es más, debemos ser humildes”. Ciorra continúa destacando el sentido de la red de los Innovation Hubs: “Es necesario que llegue alguien de afuera, que no conozca bien el sector de la energía como lo conocemos nosotros o que, quizás, no lo conozca para nada y que, justamente por eso, aporte ideas mucho más creativas. En el sector energético nosotros somos Larry Bird, pero necesitamos a alguien que nos pase el balón”.

 

Una nueva relación con las startups

Este es nuestro enfoque hacia una innovación abierta, donde los hubs son los puntos de contacto con el mundo de las startups: por medio de ellos, pudimos evaluar en los tres últimos años (desde la inauguración del Hub en Tel Aviv) a más de quinientas startups, comenzamos a colaborar con más de doscientas y aplicamos cincuenta soluciones innovadoras a nuestro negocio a nivel global.

También es innovadora la fórmula con la cual se cierra un acuerdo de colaboración: “Enel no es un fondo de capital de riesgo, tampoco está interesado en adquirir las cuotas de una startup”, explica Luca Seletto, quien se ocupará de dirigir el Innovation Hub de Boston. “A nosotros nos interesa, sobre todo, desarrollar un producto innovador junto con una startup o colaborar para adaptar a nuestras necesidades un producto que ya existe, para convertirnos en los primeros compradores y aplicarlo a escala industrial”.

 

Más flexibilidad y creatividad para los nuevos servicios

También desde el escenario de Boston, Francesco Venturini, Consejero Delegado de Enel X, destacó otros desafíos para las startups, recordando que un Grupo con 73 millones de usuarios finales, que suministra electricidad a casi 500 millones de personas en el mundo por medio de 2,2 millones de kilómetros de red, hace muchísimas cosas y tiene muchísimas necesidades. “Nosotros no producimos solamente energía y, a su vez, gran parte de lo que producimos, no se relaciona con la energía. Nuestro negocio necesita cada vez más mayor flexibilidad y creatividad. Si consideramos todos los activos que tenemos en el mundo, la pregunta es: ¿cómo podemos agregar valor de tal manera que produzcan nuevos servicios?”. Venturini lo ejemplifica contando que, en Colombia, solamente la mitad de los ciudadanos posee una cuenta corriente bancaria y puede utilizar una tarjeta de crédito; pero actualmente, también la otra mitad puede hacerlo, porque Enel le provee energía pero también le ofrece servicios financieros.

Venturini recuerda, además, que las megatendencias que tendrán su influencia en el sector energético en un futuro no muy lejano son, específicamente, la urbanización, la descarbonización, el aumento de la demanda energética y la digitalización. “Enel X está trabajando con relación a estas megatendencias para poder ofrecer productos y servicios tecnológicos innovadores a la industria, a las ciudades inteligentes, a la ‘e-home’ y a la movilidad eléctrica. Todas las ideas que nos permitan ser vanguardistas en estos ámbitos son siempre bienvenidas”.

“Es extraño ver a una empresa con un enfoque tan visionario y, a su vez, tan revolucionario hacia la innovación”, dijo Federica Sereni, cónsul de Italia en Boston, durante la inauguración del Hub. “Me siento orgullosa como ciudadana italiana. Italia es industria, ingeniería, tecnología de alto nivel y creatividad. Hoy en día, en los Estados Unidos, Enel representa no solamente lo que en el futuro podrá ser la energía, sino también lo que podrá ser Italia”.