El arte Open Power

El arte Open Power

“Open Power to Art”: un proyecto internacional de arte urbano gracias al que Enel transforma sus estructuras en galerías de arte al aire libre para promover el desarrollo socio-económico del territorio.

{{item.title}}

“Cuando no hay energía, no hay color, ni forma, ni vida”. Uno de los pintores más grandes de la historia, Michelangelo Merisi da Caravaggio (más conocido como Caravaggio), intuyó la profunda relación que existe entre el arte y la energía. Un vínculo siempre presente aunque a menudo oculto que Enel se compromete a sacar a la luz y valorizar a través del lenguaje universal del arte, como hemos hecho recientemente con HELP, el grito de alarma lanzado por la artista italiana Maria Cristina Finucci en defensa de los océanos amenazados por el plástico. Energía para el arte, el arte sostenible que crea valor para todas las partes implicadas.

 

Open Power to Art, energía al aire libre

Nuestro enfoque es Open Power, que significa una apertura tanto hacia adentro como hacia afuera: estamos abiertos a la innovación, a las ideas creativas y a las contribuciones provenientes de cualquier lugar, siempre que sean de valor. Este enfoque lo aplicamos también a la esfera artística con una visión de “ecosistema integrado”.

El proyecto “Open Power to Art”, consiste en la integración y armonización de los activos de Enel y de las áreas cercanas al tejido urbano, desarrollando la creatividad artística y las nuevas habilidades de las comunidades en las que estamos presentes a través de la alianza con instituciones, asociaciones y empresas.

Un arte que es por definición “open” también en el sentido de que todos pueden compartirlo y admirarlo. Para poder realizarlo, hemos puesto a disposición las estructuras arquitectónicas de nuestras plantas, transformándolas en galerías de arte al aire libre, por ello “open art”, para comunicar mensajes de carácter ambiental y social y abrir el potencial de los jóvenes como protagonistas del cambio.

Este proyecto contribuye al compromiso estratégico de Enel con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, sobre todo con el ODS 8, favoreciendo el trabajo decente y el crecimiento económico, el desarrollo de capacidades y la inclusión social en las comunidades. El proyecto de Enel educa sobre el uso de la energía, el respeto por el medioambiente, la importancia de la cultura y transforma las ciudades en áreas cada vez más sostenibles, contribuyendo así también al logro del ODS 4 (Educación de calidad) y del ODS 11 (Ciudades y comunidades sostenibles).

 

Desde Europa hasta América del Sur

Participan en el proyecto 8 países, de los cuales 4 se encuentran en Europa (Italia, España, Rumania y Rusia) y 4 en América del Sur (Brasil, Argentina, Chile y Perú), mientras que otros países de América y África están evaluando su participación.

Los proyectos fueron seleccionados tanto por su valor artístico como por los mensajes de sostenibilidad que comunican, valorizando las comunidades locales e integrando ética, estética, innovación y desarrollo. En algunas obras, el tema está explícitamente relacionado con la energía: en Avellaneda, Argentina, el mural sobre las cabinas de distribución evoca directamente a las energías limpias, mientras que en Sredneuralsk (ciudad donde se encuentra la central termoeléctrica de Enel), en Rusia, fue dedicado al año nacional del medioambiente.

En otros lugares, en cambio, la inspiración está vinculada a otras actividades de Enel, y en general, al progreso social y a la visión del futuro. Por ejemplo, el apoyo a la pesca y a la economía local en Bocamina, Chile; la biodiversidad, la historia, la ciencia y el deporte en Rumania; la naturaleza y la libertad en Las Salinas, Islas Canarias, en España.

 

El arte que contribuye al compromiso de la sostenibilidad

A veces, las obras de arte protegen el medioambiente de forma más directa. Por ejemplo en Lima, Perú, el mural fue realizado con una pintura fotocatalítica que absorbe la contaminación del aire y se realizó utilizando materiales reciclados. De esta manera, Enel contribuye con otros dos Objetivos de Sostenibilidad de las Naciones Unidas: el ODS 7 (Energía asequible y no contaminante) y el ODS 13 (Acción por el clima).

En Brasil, en cambio, las obras de arte fueron realizadas en los parques públicos, dentro de un programa para su remodelación,, con materiales de reciclaje, en una óptica de economía circular y de una real innovability (conjugando innovación y sostenibilidad). En este caso, la sostenibilidad social surge de la mejora de la calidad de vida de la población, de la inclusión y de la reducción de la violencia urbana.

En muchos casos, las iniciativas fueron realizadas en colaboración con instituciones y empresas locales, con una lógica de ecosistema, uniendo los esfuerzos de los diferentes actores para crear valor en el territorio y garantizar una mayor visibilidad. Por ejemplo en Italia, donde ya se han realizado más de 17 obras, Enel participa en un proyecto para establecer una coordinación nacional para la difusión de temáticas sostenibles en el arte urbano. Este tipo de colaboraciones, en cada nivel, pueden tener un efecto aún más fuerte. Nuestro objetivo es multiplicarlas y extender el proyecto “Open Power to Art” a otras realidades. La belleza sostenible nos salvará y abrirá nuevas oportunidades: tratemos de ayudarla.