Con el fin de identificar las prioridades sobre las que el Grupo debe actuar, los asuntos sobre los cuales profundizar su divulgación y las actividades para promover una mayor involucración de los grupos de interés, Enel puso en marcha en el 2012 un proceso de análisis de las prioridades, llamado análisis de materialidad, que se ha ido consolidando en el tiempo.

La metodología se ha desarrollado teniendo en cuenta las directrices de numerosos estándares internacionales; entre ellos, el Global Reporting Initiative (GRI), los principios de la Comunicación sobre el Progreso (COP, por sus siglas en inglés) del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el modelo del International Integrated Reporting Council (IIRC) y el SDG Compass (la Guía para la acción empresarial en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, de las Naciones Unidas), cuya finalidad es apoyar a las empresas para que ajusten sus propias estrategias a los ODS.

La finalidad del análisis es identificar y evaluar los asuntos más prioritarios para los grupos de interés y compararlo con las prioridades del Grupo y de su estrategia industrial.

Esta metodología es la base para identificar los temas sobre los que realizar la planificación y el reporting de sostenibilidad.

Los asuntos se clasifican en asuntos de negocio y buen gobierno, sociales y ambientales, y se evaluaron según las prioridades atribuidas por los grupos de interés y por la Empresa.

El resultado del análisis de las prioridades se resume en la matriz de materialidad, que incluye la siguiente información:

  • sobre el eje horizontal, la prioridad que los grupos de interés le dan a los diferentes asuntos, después de haber ponderado oportunamente su importancia. En la parte derecha de la matriz se encuentran los asuntos sobre los que los grupos de interés piden un mayor compromiso al Grupo: respecto a mayores inversiones, a reforzar las prácticas y los sistemas de gestión existentes, a la formalización de compromisos y de políticas claras;
  • sobre el eje vertical los temas en los que Enel prevé centrar sus propios esfuerzos según el grado de prioridad, teniendo en cuenta también las inversiones previstas, los compromisos asumidos, los potenciales impactos generados, y recibidos, y los aspectos recogidos en el Plan Estratégico del Grupo. En la parte alta de la matriz se encuentran los objetivos estratégicos del Grupo que gozarán de un elevado compromiso durante los próximos años.

 

La matriz general del Grupo tiene en cuenta las aportaciones de las principales empresas involucradas en el proceso según su relevancia y según la actividad empresarial que desempeñan.

La visión conjunta de ambas perspectivas permite identificar los temas de mayor importancia tanto para la empresa como para los grupos de interés (los llamados asuntos materiales) y verificar, además, el grado de ajuste o de desajuste entre las expectativas externas y la importancia interna de dichos asuntos.

Según el resultado del análisis, se definen posteriormente los temas para redactar la Declaración consolidada de carácter no financiero y el Informe de Sostenibilidad y se fijan los objetivos, ambiciosos y compartidos, incluidos en el Plan Estratégico 2019-2021 y en el Plan de Sostenibilidad 2019-2021, a cuyo logro, contribuyen las actividades y los proyectos desarrollados por las diferentes Funciones y Líneas de Negocio del Grupo.